Un buen número de personas padecen numerosos miedos relacionados con la ansiedad a la hora de subir a un ascensor. Ataques de pánico, claustrofobia o acrofobia, el término utilizado para aquellas personas que sufren de un fuerte vértigo son algunos de los problemas a los que se enfrentan a la hora de coger un ascensor.

Estos trastornos de ansiedad se pueden volver graves en aquellos casos donde el ascensor se avería y tienen que permanecer durante un determinado tiempo en el interior del mismo. Precisamente, este suceso se produjo hace escasos días en el barrio alto de Arangoiti, en Bilbao. El Ayuntamiento del municipio tuvo que suspender temporalmente el servicio del ascensor que conecta con Arangoiti por una avería en el sistema de guiado que se convierte en el sexto percance desde su inauguración hace aproximadamente un año.

La avería se produjo en hora punta de la mañana, ya que fue en torno a las 8 de la mañana y tres personas se encontraban en su interior. Los afectados mantuvieron en todo momento contacto con el personal de mantenimiento del elevador, pero permanecieron casi un cuarto de hora dentro de él hasta su rescate.

Actualmente, están estudiando cuáles han sido las causas de este tipo de averías, puesto que, como ya indicábamos anteriormente, no ha sido la única desde su inauguración en julio de 2016. Según el Ayuntamiento, este tipo de averías en el sistema de guiado son totalmente anómalas, ya que nunca se habían producido con anterioridad en este tipo de elevadores con estas características.

De esta forma, también han expresado su intención por trabajar en el rediseño del guiado de cadena del ascensor y han pedido excusas a los usuarios del ascensor, puesto que interrumpieron de forma temporal el servicio durante un día para estudiar la causa de la avería y repararla.

Además, el Ayuntamiento ha declarado que aplicarán cuantas medidas en materia de penalizaciones disponga a la empresa encargada del diseño, construcción y mantenimiento del elevador.

El ascensor averiado, sube de Deusto a Arangoiti junto a las nuevas viviendas construidas en los terrenos de la antigua Escuela de Magisterio.

Como indicábamos anteriormente, este ascensor nunca ha tenido la suerte esperada, puesto que el 23 de agosto de 2016, justo un mes después de su puesta en marcha, se produjo un incidente similar. Los bomberos tuvieron que rescatar del interior del ascensor a cinco personas que permanecieron encerradas durante quince minutos en su interior, con una importante diferencia respecto al suceso actual, que la temperatura ascendía a más de 30 grados.

Ante este tipo de sucesos, es importante mantener la calma, respirar hondo y tranquilizarse, para llamar cuanto antes a la empresa encargada del mantenimiento para que solventen el problema. Es muy fácil decirlo, aunque es complicado que cumplan esta serie de consejos aquellas personas que sufren de algún tipo de miedo o fobia a las alturas o a los espacios cerrados. Un problema que únicamente se soluciona con terapia y ayuda profesional.

 

 

Comments are closed.